Nil Alemany (SB)

Ricky Rubio está al nivel de los mejores bases NBA

Sigue tocado por una varita desde el All-Star

Ricky Rubio está al nivel de los mejores desde el All-Star - Nil Alemany (SB)
Ricky Rubio está a un gran nivel de forma consistente – Nil Alemany (SB)

Este no es el Ricky Rubio de antes, nos lo han cambiado. Desde el All-Star a esta parte (también desde los enésimos rumores de traspaso), el base español está en un momento de forma nunca visto en él desde que está en la NBA, codeándose con los mejores bases de la liga con estadísticas a la altura de pocos. Parece que desde entonces se empieza a parecerse al jugador que los Timberwolves esperaban conseguir en el Draft, dirigiendo al equipo y anotando cuando es necesario. Ha tardado, pero ya está aquí, y esperemos que para quedarse.

Anoche nos volvió a ofrecer esa versión 2.0 de su juego, consiguiendo su mayor anotación NBA con 33 puntos, acompañados de 5 rebotes y 10 asistencias. Si alguien nos llega a decir que haría algo así a principio de temporada, pocos lo creerían, pero ahora, a pesar de ser destacable, puede llegar incluso a ser «normal» aun hablando de un base que hasta ayer no había superado nunca los 30 puntos en un partido.

Los datos son claros al respecto. Desde el parón de febrero, Ricky está promediando 16.8 puntos y 10.6 asistencias (4º en este apartado), con un 46.3% en tiros de campo y 43.8% desde el triple. Es decir, ahora ya no solo asiste como ya nos tiene acostumbrados, sino que también anota y en buenos porcentajes, no con menos del 40% en tiros de campo como en otras temporadas. Sorprendente es sobre todo su acierto desde el triple, siendo el segundo point guard con mejor porcentaje desde el All-Star (igual o más sorprendente que el más acertado).

Sus números también son destacables en marzo sobre todo en anotación, con 17.8 puntos y 10.4 asistencias, teniendo en cuenta que es un jugador que suele promediar alrededor de 10 puntos cada temporada. Este ha sido un mes en el que también ha batido su récord de asistencias con 19, además de conseguir otros logros personales como cuatro partidos seguidos con más de 20 puntos, nueve con más de 10 o su primer triple-doble de la temporada.

Sin duda, es uno de los jugadores clave de los Timberwolves, demostrándolo ya no solo con los famosos intangibles, como en otros años, sino también con estadísticas, sobre todo en cuanto al tiro, su mayor lastre. Como colofón, el resumen de su partido de ayer frente a los Lakers. Que siga la racha.