D'Angelo Russell anotó 40 puntos ante Cleveland. - Nil Alemany (SB)
D’Angelo Russell anotó 40 puntos ante Cleveland. – Nil Alemany (SB)

En la ajustada derrota 125-120 contra los Cleveland Cavaliers, los jóvenes prospectos de Los Angeles Lakers dieron la cara durante casi todo el partido, excepto en el final, cuando Irving, LeBron y Love arremetieron para llevarse el partido. Sin embargo, lo mejor del partido para los angelinos fue D’Angelo Russell, que anotó 40 puntos en un gran duelo anotador contra Kyrie Irving. De este modo, Russell se ha convertido en el jugador más joven de la historia de la franquicia en anotar dicha cifra en un partido de liga regular, a sus 21 años y 24 días de edad.  En una temporada de altibajos como la suya, este partido puede ser una de las claves de que la directiva mantenga su confianza en el base.

Después del partido, el entrenador Luke Walton declaró que estaba muy contento e impresionado con su equipo, sobre todo en la manera en que los jóvenes aceptaron el reto que suponían los Cavs. Además, habló del quinteto inicial en el que hizo coincidir a Russell y a Jordan Clarkson, una pareja que no ha sido frecuente a lo largo de la temporada.

El propio Russell en sus declaraciones hizo alusión al hecho de que asumió el rol de escolta en presencia de Clarkson.

“Yo soy un jugador de baloncesto, independientemente de la posición en la que juegue, base o escolta”.

Sus compañeros tampoco dudaron en alabar la labor del joven. Ivica Zubac dijo:

Es un gran jugador y cuando explota hay que hacerle buenas pantallas. Tenemos que encontrarlo y es muy difícil de frenar”.

Jordan Clarkson apuntó:

“Nos buscamos. Yo traté de llegar a la pintura, él fue agresivo metiendo los tiros. Nos complementamos“.

Los aficionados miran con buenos ojos el partido de la pasada noche y tienen motivos ante la actuación de Russell y demás compañeros jóvenes de futuro. La franquicia espera seguir en esta línea, perdiendo pero sumando experiencia.