Por | 20 marzo, 2017

Después de haberse disputado 70 partidos, los Chicago Bulls no se encuentran en puesto de Playoffs, merecidamente. El equipo no ha demostrado durante la temporada ni la consistencia ni el compromiso necesario para ello, y todo apunta a terminar en un nuevo año en la conocida ‘Tierra de Nadie’. A pesar de que en la franquicia se quiera llegar a la postemporada, todo apunta a que una vez más no se vaya a lograr, por lo que empieza a ser hora de fijar nuestra atención en lo que será la única actividad de relevancia de Chicago durante el verano: El Draft 2017.

Todavía quedan 12 partidos por disputarse, y por el momento los de Illinois ostentan el pick número 13 del Draft; si seguimos un desarrollo lógico de la competición, todo apunta a que en última instancia dicha elección acabará por rondar las posiciones 10 y 13. A pesar de que puede ser un verano que marque el inicio de un largo proceso de reconstrucción en Chicago, asumiremos que ese no será el panorama para la temporada que viene a la hora de realizar este artículo, por lo que nos basaremos en las necesidades que deberían intentar cubrirse mediante el Draft de la NBA. Es por ello que dado que Chicago se ha hecho con dos bases jóvenes en menos de un año (Grant y Payne), y que además se cuenta con interiores que apuntan a formar parte del equipo durante varios años (Portis/RoLo/Felicio, aunque éste último deba renovar en verano), centraremos nuestra atención en dos aleros al alcance.

Justin Jackson (North Carolina Tar Heels-Alero)

Chuck Burton

Si debiera apostar a día de hoy por el jugador que tiene más números para ser seleccionado por Chicago, ese sin duda sería Justin Jackson. La directiva de Chicago ha entrado en una dínamica en los últimos años (con excepción de Bobby Portis) de optar por el talento más desarrollado y preparado para rendir desde el primer instante. Prueba de ello son Denzel Valentine, Tony Snell o Doug McDermott, lo que provoca que todo jugador de clase freshman o sophomore tengan menos números para ser seleccionado por los Chicago Bulls. Es por esto, además de por lo que aporta como jugador, que Justin Jackson sería un gran favorito a día de hoy.

A sus 22 años, está teniendo la mejor temporada de su carrera como jugador universitario, y eso se debe a una increíble mejora en su lanzamiento. Jackson ha realizado una progresión increíble tras dos años muy por debajo de lo que está consiguiendo esta campaña. Actualmente se encuentra en un 38.3% de acierto desde el triple lanzando algo más de 7 triples por encuentro. Lejos de quedarse en un lanzador puro, Jackson está encontrando múltiples formas de anotar esta temporada (18.3 puntos por partido), siendo capaz de aprovechar los bloqueos como nunca antes había hecho. A pesar de no ser un generador nato dado su no demasiado avanzado manejo de balón y su falta de explosividad, sí posee los recursos suficientes como para poder crearse los tiros con los que más cómodo se sienta (en cierta medida), hasta el punto de ser capaz de llevar a su defensor al poste y anotar por encima de éste gracias a su altura y envergadura.

Si bien es cierto que Justin Jackson sea posiblemente el jugador de menor talento a exprimir de los que se encuentren al alcance de Chicago, sí que es cierto que posiblemente sería un jugador que podría aportar rápidamente dadas sus características y reciente desarrollo. Además, sería una nueva ocasión para intentar acertar con ese “alero anotador” que acabó siendo un fracaso en el caso de Doug McDermott.

Miles Bridges (Michigan State Spartans-Alero/Ala-Pívot)

Michigan State University

Mi favorito sin duda para Chicago en caso de que estuviera todavía disponible en el turno de elección de los Bulls. El de Michigan State es un jugador que me recuerda constantemente a Draymond Green, aunque sin esa gran capacidad del de Golden State para generar para sus compañeros (lo que no quiere decir que no posea una lectura correcta de la ofensiva). Físicamente son dos jugadores muy similares, que se destacan por su capacidad multiposicional en defensa derivada de un cuerpo imponente aunque algo limitado en cuanto a centímetros se refiere.

Miles Bridges ayudaría en gran medida a un roster cuyas principales piezas jóvenes carecen de toda potencia física, por lo que sería un contrapunto que aportaría un extra al equipo del que se ha mostrado carente ante otros conjuntos más jóvenes y atléticos como Milwaukee Bucks. Sabe utilizar su físico alrededor del aro y se ha convertido en un buen tirador desde la larga distancia, algo que siempre es de agradecer; promedia cerca de un 39% en triples con algo más de cinco lanzamientos por encuentro. Además, otro aspecto de su juego que encajaría como anillo al dedo en lo poco regular de Chicago durante estos últimos años, es la fuerza en los tableros. A pesar de la mencionada limitada estatura, es un reboteador excelente, en especial por su gran carácter competitivo.

En general, la llegada de Bridges sería un acierto en muchos aspectos diferentes para los de Illinois. Si se apostara por él en primera instancia, eso permitiría devolver a Jimmy Butler a la posición de escolta en caso de que Dwyane Wade no renovara este verano, y aunque sí renovara, podría seguir siendo una buena opción si contáramos con la leyenda de Miami como sexto hombre, un rol que posiblemente favorecería mucho más su condición física, la cual, lógicamente, va a menos con el paso de los años. El estilo agresivo de Butler sería mucho más fácil de desarrollar contra oponentes cuyas condiciones físicas son menores de las que se ha encontrado esta temporada, lo que le permitiría ejercer su dominio con mayor facilidad.

Otros nombres

Lógicamente, hay gran cantidad de jugadores que podrían ser escogidos por Chicago Bulls en la primera ronda del Draft. A pesar de que nos hemos centrado en la adquisición de aleros dados los activos del equipo para ésta y la próxima temporada, jugadores como Robert Williams, Justin Patton o John Collins podrían interesar mucho al equipo si llegaran a darse varios movimientos en la noche del Draft. Actualmente resulta muy difícil intentar predecir las intenciones reales de la franquicia, ya que un traspaso de Jimmy Butler obligaría a replantear totalmente la estrategia del equipo tanto en la noche de las jóvenes promesas como de cara a la agencia libre. ¿Actitud conservadora o radical reconstrucción? De ello dependerá enteramente el/los nombres que Chicago reclamen en uno de los eventos más especiales del año.

  • Daniel Peña Porras

    Conociendo a esta directiva, seguro que pillan un base a cambio de mil rondas para luego traspasarlo por basura que acaba en la D-League. Madre mía.

  • Patricio Carmona

    ¿Si puedes elegir a un jugador que os recuerda a Draymond Green eligirian a uno que va a ser el nuevo Mcdermott?, es para morirse, para mi Bridges es Top 15 Jackson para mi dado que ya no tiene potencial, que ya no va a ir a mas yo creo que es un pick de finales de primera principios de segunda

    • ReddenSalad

      Opino igual, Bridges sin duda tiene un potencial mucho mayor, pero la directiva se ha estado alejando constantemente de jugadores jóvenes y atléticos en pos de otros más “veteranos” y técnicos.

      • Txingudi

        Es que el problema de todo esto es partir ya de una comparación de Bridges con Green…. yo no veo ni a un solo jugador en la NCAA comparable a Green, mucho menos un freshman!!!!! a partir de ahí dudo mucho que el pick de Bulls se acerque a poder agarrar al spartan, y dudo mucho más que a día de hoy exista en Chicago algo parecido a un proyecto en lo que basar la elección… un equipo que tiene 5 bases en el roster, y necesita un base como el comer……. casi mejor que intercambien la ronda con los WS!!!!

    • TRaptor10

      Si cae hasta el pick de Raptors de 1.ronda encantadísimo de incorporarle oye.