Por | 7 marzo, 2017

Como ya habíamos reportado hace tiempo, Festus Ezeli tenía pocas posibilidades de poder jugar con los Portland Trail Blazers debido a que seguía sufriendo molestias en su rodilla y no había logrado encontrar alguna solución a pesar de haber buscado una segunda opinión. Se decía que el jugador podría requerir cirugía, pero todo era una suposición hasta que el domingo se hizo oficial que Ezeli será intervenido quirúrgicamente para sanar su rodilla.

Sin embargo, el caso de Ezeli será algo jamás visto antes en la historia de la NBA, debido a que su cirugía es un trasplante de donante cadavérico que se le realizará en esta semana. Este tipo de cirugía consta en un trasplante alogénico de un órgano o tejido de un cadáver y que, en el caso de Ezeli, será para su rodilla. Al parecer, la razón por la cual Ezeli y sus doctores han tardado tanto en dar la noticia de su cirugía fue por la dificultad de encontrar un donante que tuviera una complexión parecida a la suya.

El jugador desde el domingo ya no se encontraba con el equipo debido a que ya se había trasladado a Colorado, donde iba a ser su cirugía.

Debido a la cirugía, Neil Olshey, el General Manager de los Blazers, confirmó que Festus Ezeli ya no regresará para lo que resta de la temporada y la terminará sin haber jugado ni un minuto con los Blazers.

Aunque a estas alturas ya no es una baja sensible para los Blazers, ya que no han contado con Ezeli durante toda esta temporada, sí es una gran decepción, puesto que el jugador venía como la gran promesa para mejorar la defensiva de los Blazers y además por un precio relativamente bajo. Solo queda esperar y desear que el jugador tenga una pronta recuperación.

  • Iago Padrón Cousillas

    Es increíble lo rápido que avanzan las distintas cirugías en el deporte, y gracias a cosas como esta, en el futuro, cualquier persona se podrá operar de esta forma.