El Iberostar Tenerife se clasifica como cabeza de serie para la copa por primera vez en su historia tras vencer al Barcelona Foto: cbcanarias.net

Oscar a la Mejor Película: Iberostar Tenerife

Un sueño hecho realidad

El Iberostar Tenerife es el nuevo líder de la Liga Endesa tras cinco meses de competición / Foto: cbcanarias.net

Estamos llegando al final de febrero, un mes marcado por los Goya, los Oscar, el All-Star… En definitiva, el mes de las estrellas, pero ninguna brilla tanto como tú. Se te nota en la mirada y en los sentimientos de tu corazón que cada día late con más fuerza. ¿Sabes por qué? Por tu paciencia, por tu tesón, por tu entrega, por no rendirte cuando las cosas pintaban mal… Tú has ayudado a que sea posible ver al Iberostar Tenerife en lo más alto de la tabla. ¿Quién lo iba a decir? Te mereces vivir este precioso momento.

Si te hubieran dicho en septiembre que al terminar el quinto mes de competición verías a tu equipo favorito, aquel al que has arropado en todo momento, en lo bueno y en lo malo, desde su paso por categorías menores hasta su afianzamiento en la élite del baloncesto nacional, probablemente no te lo creerías. Yo tampoco. Mientras otros deciden unirse a la cola de clubes que aspiran a todos los títulos posibles, tú has decidido seguir fiel a tus colores. Es una sensación que solo podrán vivir aquellos que nunca os habéis bajado de este barco, desde que el timonel decidió ponerlo en marcha hasta que lees estas líneas y espero que sigas mucho tiempo navegando junto a él.

Esta historia me recuerda especialmente a la que tuvo lugar en San Francisco en la década de los 80’, donde Chris Garden (interpretado por Will Smith en The Pursuit of Happiness) decide invertir todos sus ahorros en escáneres de densidad ósea portátiles para tratar de vendérselos a los médicos. Esa inversión es la que tuvo que solventar el club para poder llegar a situarse en el selecto grupo de clubs que pueden disfrutar de la Liga Endesa. En la película la inversión resulta un fracaso que le deja en banca rota a la familia del protagonista, lo cual provoca su divorcio. Sin embargo, los esfuerzos de la entidad canaria fueron premiados, aunque previamente tuvieron que surcar los mares para poder llegar a la isla donde la ACB solo permite el acceso a “los elegidos”.

Durante mucho tiempo tuvieron que lidiar viendo como su vecino podía marcharse en un yate que le diese acceso al arrecife liderado por Francisco Roca. A base de trabajo y tesón fueron remando para llegar a ese privilegiado lugar tras conquistar la Copa Príncipe y el campeonato de la LEB Oro con su correspondiente ascenso. Una temporada que les llevó en volandas hacia el palacio al que solo acceden unos pocos, son muchos los que se asoman por la puerta pero teniendo que dar marcha atrás por falta de recursos económicos.

Hay que acordarse especialmente de una persona que puso la primera piedra para poder al Iberostar Tenerife en el mapa nacional. No es otra persona que Alejandro Martínez, imprescindible en el trabajo diario para ver cumpliendo este sueño. Un claro ejemplo de que un gran entrenador puede permanecer un elevado número de temporadas manteniendo una buena estabilidad y guiando a sus jugadores hacia la permanencia, año sí y año también.

En Noviembre de 2015 se produciría un cambio de timonel, teniendo a Txus Vidorreta como el nuevo jefe al mando. Un entrenador que ha demostrado que puede guiar a un gran equipo a la cúspide sin tener miedo a ella. Lo que está logrando el coach bilbaíno esta temporada con el bloque canario es para quitarse el sombrero. Está al alcance de muy pocos.

Valencia Basket
Ferran Bassas dirige la batuta ante la defensa de Guillem Vives / Carlos Calvillo (SB)

Siempre saldrá alguno que dirá que no tiene tanto mérito porque hay equipos como Real Madrid, FC Barcelona Lassa o Baskonia disputando la exigente Euroliga, o que tienen un partido más que los clubes de fútbol, pero eso no sería justo. Sería infravalorar a un equipo que ha sufrido las importantes bajas de Marius Grigonis (1 mes), Fran Vázquez (3 partidos), Nico Richotti (2 meses) y Javier Beirán (no volverá a las pistas esta temporada). Es inadmisible no mostrar aprecio ante lo que están logrando estos chicos. “Os merecéis el calor de todas y cada una de las aficiones que componen la liga, ser queridos y respetados, al menos hasta que finalice la temporada”.

Finalmente tras muchísimo empeño, sacrificando prácticamente todo su tiempo y esforzándose al máximo cada día, Chris (Will Smith) logra convencer a los directivos de la prestigiosa correduría de bolsa, que previamente le habían ofrecido un periodo de prácticas, para que le ofrezcan un puesto de trabajo. Esta noticia le deja totalmente emocionado, situándose en el lugar al que ansiaba llegar hacía un tiempo. Esa misma sensación tiene que ser la que estás sintiendo tú ahora mismo, querido admirador del conjunto aurinegro.

Personalmente, como fan del baloncesto, sin ser especialmente fiel seguidor de ningún equipo (aunque me gusta ver ganar al Valencia Basket) puedo decir que el hada madrina me hechizó para poder contarle la realidad. Esa realidad que ha permitido que tus ojos queden impregnados en el texto, observando con lujo de detalles cada palabra que aparece en tu pantalla. Por ello, este año la estatuilla se queda en casa. Su nuevo hogar está situado en Tenerife, el lugar adecuado para poder sentir el aroma que se respira en el Iberostar Tenerife.

PD: Gracias, baloncesto, por dejarnos vivir esta película.