Alexis Ajinça
Alexis Ajinça no cuenta para los Pelicans. Keith Allison (CC)

El pívot de los New Orleans Pelicans, Alexis Ajinça, ya no se sorprendía cuando veía el otro día, un rato antes del partido ante los New York Knicks, su nombre en la lista de inactivos, junto a Omer Asik y Quincy Pondexter. Era el séptimo partido conscutivo en el que se daba esta situación, que a priori, empieza a tener pocas soluciones.

Debido a la situación del equipo, Alvin Gentry decidió implantar un estilo de juego de small ball, es decir, jugar más con jugadores exteriors que interiores y, por lo tanto, los minutos de los pívots se han visto importantemente reducidos.

“Es muy frustrante ya que quiero jugar, aportar algo al equipo”, dice. “Trabajé mucho y regresé en forma temprano para la temporada. Fui observado por los entrenadores y el director general. Y luego vino todo… Al principio, me dijeron que eran pocos partidos y luego, sentí que estaba un poco olvidado. Después de eso, cuando juego, es de cinco minutos y es difícil de hacer un montón de cosas”.

Alexis Ajinça, tras tener un buen rol en la campaña 2014/15, firmó una extension de contrato por 4 años y 10 millones de dólares. Entre la temporada pasdada y esta ha sufrido bastantes altibajos, pero ninguno de este calibre. Esta temporada promedia 4,5 puntos, 4,5 rebotes y 0,8 tapones en 14,7 minutos por noche, en 20 partidos.

“La solución sería un traspaso. (…) Estoy motivado porque hay otros equipos que me siguen. Así que en todo momento, incluso en el calentamiento, intento ir 100 por cien. He de estar muy tranquilo porque todo el mundo habla en la liga. Si una franquicia investiga, preguntan cómo me comporto cuando no juego. Así que no podemos tener ciertas actitudes como estar enojado con el entrenador u otros, incluso si nos sentimos frustrados y enfadados”.

Los Pelicans todavía no han tomado acción en este tema, pero todo apunta a que la mejor solución para Alexis Ajinça sería un traspaso inminente.