Por | Twitter: @Carlosalmenarh | 10 enero, 2017
Desde la llegada de Txus Vidorreta el Iberostar Tenerife ha sufrido una gran mejoría. Foto: Diario De Avisos

Lo que está viviendo el Iberostar Tenerife esta temporada en la ACB se podría definir como algo más que un sueño, y hay que señalar a un principal culpable: Txus Vidorreta.

El técnico afronta este año su primera temporada completa al frente del Iberostar Tenerife tras su llegada al club isleño la temporada pasada en el mes de noviembre, después de que el ex entrenador Alejandro Martínez (ahora en los Soles de Mexicali) decidiera no continuar al mando del club que entrenó durante 12 años y más de 400 partidos.

El equipo que dirigiría se presentaba a principios de temporada con muchas caras nuevas en su plantilla. A los ya consagrados Rodrigo San Miguel, Davin White, Javier Beirán, Nico Richotti, etc se añadían nuevas piezas para formar un plantel que se adaptara perfectamente al juego canarista, por lo que llegaron las incorporaciones de Georgios Bogris, Marius Grigonis, Aaron Doornekamp, Ferrán Bassas y Fran Vazquez.

Muchos aficionados y periodistas pensaban que este equipo estaba hecho para permanecer en los puestos medios de la tabla, no más arriba de la séptima posición, pero tampoco por debajo de la décima, y la sorpresa de todos ha sido enorme. A día de hoy se sitúan 4º en la tabla (en 15 partidos de la ACB han ganado 11), con el pase garantizado a la copa del rey que se disputará en Vitoria y dependen de sí mismos para ser cabezas de serie. El equipo aurinegro es el mejor equipo defensivo de toda la liga con una media de 72 puntos encajados por encuentro, y líder en % de tiros de 3 puntos con un 38`23% de acierto.

Mientras, en la competición europea de la FIBA, la Basketball Champions League, son líderes en solitario de su grupo con 9 victorias y 2 derrotas y se sitúan líderes en % de tiros de campo (48`7%), 2º en % de tiros de 3 puntos (39`4%), 3º en tiros de dos (55%) y primeros en el aspecto defensivo con 80 puntos recibidos de media.

Todo esto el Iberostar Tenerife lo ha logrado con una dificultad añadida, y es que han sufrido las bajas de sus principales estandartes ofensivos como son Marius Grigonis (1 mes), Fran Vazquez (3 partidos), Nico Richotti (2 meses) y Javier Beirán (no volverá a las pistas esta temporada), aunque para suplir estas ausencias se han añadido otros jugadores como Carl English (ya finalizó contrato y ahora jugando en el Alba de Berlín) y Taqwa Piñero.

En el mes de octubre, el trofeo fue otorgado a entrenador del Real Madrid,Pablo Laso, tras logar una racha de 6-0, frente al 5-1 del Iberostar tenerife. La principal diferencia, y por la que creemos un poco injusto, la diferencia de plantillas entre un equipo y otro. El Real Madrid es un equipo de primer nivel, y antes del comienzo de la temporada ya se hablaba de que formaba la mejor plantilla desde hace muchísimos años, por lo que este resultado entraba dentro de lo normal, mientras que por parte del Iberostar Tenerife, como hemos dicho antes, no se esperaba este gran nivel.

En noviembre, el agraciado fue Luis Casimiro. Al técnico del Herbalife Gran Canaria se le reconocía su gran trabajo durante el segundo mes de competición tras sacar a los canarios, con un balance de 3 victorias y 1 derrota, del fondo de la clasificación, dónde él mismo los había metido tras un terrible comienzo de temporada 1-4, cuando ya se especulaba sobre su despido. Esta “hazaña” también era exacta a la del Iberostar Tenerife, quiénes sólo cayeron durante el mes de noviembre ante el Real Madrid, al igual que sus vecinos de Gran Canaria.

La designación de Pedro Martínez, entrenador del Valencia Basket, como el mejor de diciembre era lo esperado, y no es injusta su elección sobre Vidorreta, pues su mejor balance de victorias (5-1) de la temporada coincidió con el bache por el que pasaron los isleños durante el mes de diciembre debido a las lesiones que provocaron dos derrotas en ACB frente a Zaragoza y Valencia.

Y ahora es cuando llega la cuestión. Tras tantos éxitos y estar en boca de muchos, ¿Por qué Txus Vidorreta aún no ha sido elegido entrenador del mes? ¿está infravalorado su trabajo? ¿no se reconoce la gran mejoría del Iberostar Tenerife?

Tras la victoria del Iberostar Tenerife contra Morabanc Andorra en el Pabellón Santiago Martín de La Laguna, un servidor tuvo la oportunidad de hacerle esta pregunta al propio Txus Vidorreta, a lo que contestó.

“No es algo que me quite el sueño, no pienso en nada de eso, eso sólo son números y estadísticas, y no creo que no se reconozca nuestro trabajo, pues muchos medios se hacen eco de nuestra mejoría, de lo que hemos logrado hasta hoy y nos felicitan”.

A pesar de que al propio técnico sea algo que no le importe, creemos que los números de esta temporada son históricos para el club y es algo que no se está reconociendo por parte de la asociación de clubes de baloncesto. La designación al mejor entrenador del mes podría ser una forma de mostrar al resto de aficiones el gran nivel del baloncesto tinerfeño, un escaparate de lo que el Iberostar Tenerife puede ofrecer, pues de no reconocerse de algún modo, quedará en el olvido el gran trabajo de éste conjunto, enterrado por la sombra de los grandes equipos de la competición.