Por | Twitter: @Laura170178 | 10 enero, 2017
O2 Arena sueños Londres
Los Denver Nuggets jugarán en la O2 Arena de Londres el jueves (Foto: PanStadia & Arena Management)

Era el 28 de julio cuando, al volver a casa desde el trabajo, encontré el grupo de WhatsApp de la redacción de Diggin’ in Denver en fermento. Había un montón de mensajes, que empecé a discurrir en diagonal intentando enterarme de qué estaban hablando mis queridos compañeros. Leí “Nuggets”, “Londres”, “Pacers”, “Global Games”… Y leí también al amigo Hervé Castro hablando de billetes de avión y reservas de hoteles, estaba algo confundida. Entré entonces en la página web oficial de la franquicia y ahí leí la noticia: los Denver Nuggets habrían disputado un partido de liga regular en Londres el 12 de enero y pensé… ¡Los sueños están para cumplirse!

Sabía que me quedaban tres días de vacaciones y que en mi empresa nadie coge días libres a mediados de enero, que es un periodo bastante tranquilo, entonces ni me lo pensé: entré en la página web de Ryanair y reservé mi pasaje aquella misma noche: Barcelona-Stansted, salida el miércoles 11 de enero y vuelta el sábado 14. Si fui hasta a Denver para ver a jugar a mis Nuggets y ver desde cerca a mi querido Danilo Gallinari, ¡desde luego no me habría dejado escapar la oportunidad de verlos en el viejo continente! Además tengo familia en Londres, con lo cual el alojamiento no habría sido – y no será – un problema. Los sueños ya eran realidad…

¿Cómo era aquel dicho? “Si Mahoma no va a la montaña, la montaña va a Mahoma”… Pues sí, porque tras el viaje al otro lado del charco del marzo 2016, esta temporada no habría podido volver, quizás la siguiente… Yo no habría podido ir a ver a mis Nuggets, ¡entonces los Nuggets vienen a mí! Sí, son sueños, porque no había muchas posibilidades… es decir, cada año se juega un partido solo en Londres en el ámbito de esta fantástica iniciativa que son los NBA Global Games; hay 30 equipos en la NBA y además los Denver Nuggets son el primer equipo de la Conferencia Oeste invitado a la importante cita. ¡Qué suerte! ¡Lo sé! Tenía que estar allí… ¡Y estaré! Los sueños están para cumplirse, ¡siempre!

Como cuando me fui a Denver el año pasado, cuando había reservado todo con más de cinco meses de antelación, esta vez fue prácticamente lo mismo, ya que llevo esperando este momento desde finales de julio… Además, esta noticia llegó en el momento oportuno para mi estado anímico. La última vez que había visto a mi Gallo en directo era el 9 de julio, en Turín: estaba saliendo de la cancha en lágrimas tras la derrota de la selección italiana en la final del preolímpico frente a Croacia. Un momento horrible. Pero lo bueno es que la vida, así como el baloncesto, siempre te da nuevos estímulos y ¡nuevos sueños a realizar!

Mañana saldré hacia Londres… ¡Qué ganas! Lástima que no esté ya en territorio británico ahora mismo: habría podido acudir a dos sesiones de entrenamientos de los nuestros, la que hicieron hoy y la de mañana, que será poco después a cuando aterrice mi avión, entonces no me dará tiempo, pero bueno, esto no importa. ¡Lo que cuenta es que el jueves estaré viendo el partido en directo! Indiana Pacers @ Denver Nuggets, en la O2 Arena, como hace 10 meses en el Pepsi Center. ¡Sueños!

Volveré a ver jugar a Emmanuel Mudiay, Gary Harris, Kenneth Faried, Nikola Jokić, Jameer Nelson, Will Barton, Jusuf Nurkić, Darrell Arthur, volveré a ver a Mike Miller agitando toallas y dispensando consejos. Veré jugar por primera vez a Wilson Chandler, que el año pasado estaba lesionado, así como veré por primera vez en acción a nuestros rookies Jamal Murray y Malik Beasley. Volveré a ver a Juancho Hernangómez con una camiseta diferente (soy apasionada también de ACB y lo había visto un par de veces en directo con el Estudiantes) y, sobre todo, ¡veré jugar a Danilo Gallinari con la camiseta de los Denver Nuggets! Y será una primera vez, ya que cuando estuve el año pasado en Denver él estaba lesionado. Sí que luego lo vi jugar con la camiseta de Italia en ocasión del maldito preolímpico…  ¡Esperemos que esta vez acabe todo en sonrisas y que los sueños se cumplan hasta el final!

Esta temporada no está siendo fácil para mis queridas pepitas: el pasado verano había muchas expectativas y el objetivo declarado era el de los Playoffs. Las cosas no empezaron mal, con la primera victoria en New Orleans y luego algunas derrotas al últimos suspiro, de estas que dices: “Bueno, estamos cerca”… pero luego llegaron también derrotas malas, seguidas por buenas victorias y más derrotas. En la última semana, además, parecía haber malhumores e incomprensiones en el vestuario. Mi segundo ídolo, el coach Michael Malone, acusó implícitamente a mi primer ídolo (Danilo) de falta de liderazgo, y éste le contestó sentenciando que ese no era el problema del equipo ahora mismo… ¡Se me cayó el mundo! No era el Michael Malone que había conocido yo en Denver el año pasado, ¡lo cambiaron! Menos mal que luego se disculpó y ahora mismo los Denver Nuggets están disfrutando en grupo de esta semana tan peculiar en el viejo continente. Una experiencia que – espero – ayude a unir a los jugadores aún más, que se cree esta química especial que a vez se nota que falta.

La temporada de los Denver Nuggets ha sido una montaña rusa hasta el momento, a ver si gracias a este viaje a Londres se queda arriba, ¡como en lo más alto del London Eye!

  • Maldito Fútbol!!!

    Laura eres una crack! Espero que disfrutes al máximo de la experiencia y de tu Gallo. Me vendría muy arriba si a tu vuelta nos cuentas que le has conocido, jajaja

    • Laura78

      Gracias, amigo! Entonces espera al domingo que publicaré la segunda parte del diario con los “sueños cumplidos”… y sí, aún mejor, como ya lo había conocido en Denver… ¡me reconoció! 😀