Myles Turner ESPN
Myles Turner sigue en línea ascendente. ESPN

No cabe duda de que Myles Turner es una superestrella en potencia. Con tan solo 20 años y un talento descomunal, tiene todas las herramientas que todo un jugador de su posición puede tener.

Turner ha comenzado este 2017 a lo grande, jugando un baloncesto dominante. El joven pivot de 20 años está promediando en lo que llevamos de año 19,5 puntos, 11 rebotes y 2 tapones por partido. Sus porcentajes de lanzamiento a canasta son del 54 por ciento, pero la cosa no acaba ahí. En el lanzamiento de 3 puntos promedia un 83,3 por ciento.

Una de las facetas del juego en la que Turner era consciente que debía mejorar era el rebote. En los cuatro últimos partidos parece haber mejorado ese aspecto. Con 11 rebotes de media por partido, ha conseguido 3 dobles-dobles. En los 34 partidos anteriores sólo había conseguido 4.

Después del partido del pasado jueves, en el que los Pacers se enfrentaban a los Nets de Brooklyn, y donde Myles Turner acabó con 25 puntos, 15 rebotes y 5 tapones, el center de Indiana comentó unas interesantes declaraciones.

“Estoy más orgulloso de mi actuación reboteadora que del resto de estadísticas. Sé que no somos un equipo muy grande y que tengo que ser yo quien capture esos rebotes”. 

Turner está promediando 8,8 rebotes en los últimos 10 partidos. Como pívot titular, Myles ha tenido que competir contra jugadores como Whiteside, Howard, Drummond, etc. Jugadores mucho más poderosos físicamente que el jugador de los Pacers. El hecho de que Myles Turner con esa desventaja esté compitiendo y capturando ese número de rebotes es simplemente impresionante.

Con sus promedios de temporada, se está haciendo un hueco entre los nombres que suenan para jugador más mejorado de la temporada, aunque viendo el temporadón de jugadores como Antetokounmpo lo va a tener complicado. Sus números han mejorado en 5,5 puntos, 2,1 rebotes, 1 tapón y un 20 por ciento en tiros de 3.

Los Indiana Pacers solo pueden estar encantados con lo que Myles Turner está aportando. Ya es una pesadilla para jugadores de su posición. Recordemos que sólo tiene 20 años, ni siquiera puede entrar en clubes nocturnos en Estados Unidos. Este chico es un diamante en bruto y no sabemos dónde puede estar su techo.