Washington Wizards
Los Washington Wizards quieren prorrogar el buen momento / Nil Alemany (SB)

El nuevo año empieza para los Washington Wizards con las mismas buenas sensaciones con la que terminó el anterior. Gane o pierda, el equipo siempre da la sensación de que compite durante todo el partido, sea el rival que sea.

Hasta diciembre el bloque de la capital estaba inmerso en diversos rumores de traspasos debido a su mala racha. Sus estrellas, John Wall y Bradley Beal, se encontraban en las quinielas para abandonar Washington, dando un nuevo giro a la franquicia. Pero la reversión de la situación por parte de Scott Brooks y sus chicos, ha cambiado dicha tendencia. La mejoría no solo es aplicable a sus jugones, “Bullets Brothers”, sino también hemos podido observar aportaciones importantes por parte de Otto Porter, Markieef Morris, Kelly Oubre Jr., Trey Burke y sobre todo de un Marcin Gortat que se está acostumbrando a firmar dobles-dobles todas las noches.

Ernie Grunfeld afronta el límite de traspasos (Trade Deadline, 23 Febrero) con bastante más tranquilidad de lo que suponíamos hace algunas semanas. Pero vamos a analizar los posibles escenarios que se le presentan al General Manager:

  •  Bradley Beal: el escolta de San Luis ha estado en casi todos los rumores de traspasos que implican a los Washington Wizards. Su inconsistencia y lesiones han agotado la paciencia de muchos aficionados, aunque no de sus dirigentes. Esto sumado a su alto contrato, no ayuda a incluirlo en una operación óptima. Por el contrario, esta temporada se está encontrando sano y a un nivel de forma muy bueno, siendo la mejor arma externa para Brooks. Con tan solo 23 años y recién renovado, la franquicia ha apostado por mantenerlo para que demuestre de forma regular el gran jugador que todos sabemos que es. No parece que vaya a salir esta temporada del equipo.
  • John Wall: la estrella del equipo ha reaccionado a tiempo. Las lesiones también hicieron mella en el All-Star de los Wizards. Con esta premisa, la renovación de Beal, y el mal inicio de esta temporada, el base estuvo en la rampa de salida según rumores más o menos fiables. En septiembre, nos hacíamos eco de un mega-traspaso entre Wizards, 76ers, Pistons y Suns, donde los capitalinos soltaban a Wall y a Morris, que irían a Detroit, por Knight, Okafor, T.J. Warren y una primera ronda. Dicho rumor fue silenciado de manera rápida, pero posteriormente se han ido sucediendo las noticias sobre la posible salida del base de los Washington Wizards. Como por ejemplo, a Lakers (a cambio de Clarkson y Lou Williams) o a Timberwolves (por Rubio, Wiggins/Dieng y dos rondas del draft). Sea como fuera, John Wall está más implicado, y en forma, que nunca con la franquicia. Recientemente ha sido nombrado jugador del mes de diciembre de la conferencia Este. El Playmaker de Noth Carolina mira sin vacilar hacia el All-Star y, por qué no, liderar a su equipo hasta los Playoffs.
  • Resto del equipo: exceptuando a sus dos estrellas (por ahora) para Grunfeld no hay ningún jugador imprescindible en el equipo. La lesión interminable de su nuevo fichaje, Ian Mahinmi, le ha roto los esquemas a buen seguro. Era de prever que con el fichaje del center francés, se podría haber buscado un traspaso para Marcin Gortat, de cara al deadline. De tal manera habría sido posible traer al ansiado PF titular, o a algunos jugadores que aporten más de lo que lo hace el pobre banquillo interior de los Wizards.
Grunfeld
Ernie Grunfeld llega al Deadline menos presionado / truthaboutit (CC)

El verano no fue fructífero para el equipo de La Capital. Los intentos por fichar a otra estrella para construir en torno a un nuevo Big Three, se fueron al traste para gozo del Verizon Center. Los dos grandes objetivos no eran otros que Kevin Durant y Al Horford. El hijo pródigo de DC decidió unirse al mejor equipo de la NBA. Su retorno a casa quedó en mera ilusión. Por otro lado, el dominicano, tras mucho especular entre Atlanta, Washington y Boston, acabó convencido por Danny Ainge.

Mientras Mahinmi siga de baja, el margen para realizar una operación considerable es muy limitado. Parece que los Hawks y los Bulls quieren dar un giro a sus franquicias y esperan ofertas considerables por Paul Millsap y por Jimmy Butler. El power-forward sería un inmejorable refuerzo para estos Wizards, pero el acuerdo se me antojaría casi imposible. Y habría que negociar un traspaso como por ejemplo:

  • Atlanta Hawks recibiría a: Otto Porter, Kely Oubre Jr., Markieff Morris y  Jason Smith
  • Washington Wizards recibiría a: Paul Millsap, Thabo Sefolosha y Mike Muscala

http://www.espn.com/nba/tradeMachine?tradeId=gsuj4eo

Dudando mucho que se renuncie a dos jugadores jóvenes y con amplio futuro como Porter y Oubre Jr. Además tenemos que tener en cuenta que la temporada que viene, Millsap podría salir a la agencia libre si quisiera.

Atendiendo al mercado de jugadores libres, nos encontramos con algunos  nombres conocidos. Mario Chalmers, Jarret Jack, Carl Landry, Gary Neal, Drew Gooden, Tyler Hansbrough… O jugadores que podrán volver a la NBA cuando finalice la Liga China, como Norris Cole y Josh Smith.

Recientemente, de dicho mercado (agencia libre), los Pelicans han firmado por el mínimo de veteranos al lituano Donatas Montiejunas. Por lo que resta temporada, hubiera sido una buena opción para reforzar un juego interior donde los suplentes no están dando el rendimiento esperado como revulsivos.

Como conclusión, podemos decir que mientras el equipo siga ganando y rozando los PO, todo irá como la seda. Los rumores de estrellas descontentas, inestabilidad, traspasos por doquier, reconstrucción, etc, silenciarán como así lo estamos observando. Y es que, pese a todo el espectáculo que engloba a la NBA, lo único que sigue importándonos a todos no es otra cosa que la pelota entre por el aro.