Por | Twitter: @marcpuig21 | 8 Enero, 2017
¿Son los Hornets realmente un equipo top en defensa? - Nil Alemany (SB)
¿Son los Hornets realmente un equipo top en defensa? – Nil Alemany (SB)

La última derrota de los Charlotte Hornets frente a los Detroit Pistons ha dado mucho que pensar para los aficionados de la franquicia de North Carolina. En ese partido se pudo ver como el equipo puede anotar con facilidad gracias a Kemba Walker, principalmente. Esto ha dejado apartado el debate de si los Hornets pueden ser un buen equipo ofensivo. Sin embargo, se han entrado dudas en otro apartado de juego que se presuponía que el equipo dirigido por Steve Clifford, este apartado no es otro que la defensa.

En la última derrota surgieron muchas dudas en torno a la defensa de los Hornets, ya que concedieron muchos tiros fáciles. Cuando en el último cuarto los Hornets intentaban igualar el partido se pudo observar que la remontada se hubiese consagrado con una victoria si la defensa no hubiese permitido varios tiros liberados de tres, donde los Pistons consiguieron una vía de escape ante el vendaval ofensivo que eran en ese momentos los Hornets. Liderados por un enorme Kemba Walker, los Hornets consiguieron hacer 44 puntos en el último cuarto, a pesar de la alta anotación la defensa permitió anotar a los Detroit Pistons 30 puntos que hicieron imposible la remontada de los del norte de Carolina.

Ante estos fallos defensivos los aficionados de los Hornets se están replanteando si verdaderamente son un equipo sólido en defensa. Analizando la plantilla se puede observar que mimbres para ser una de las mejores defensas del campeonato no les falta, contar en el roster con jugadores como Batum, MKG, Williams o Zeller es una garantía de defensa. Sin embargo, en el otro extremo del roster nos encontramos con jugadores con pocas dotes defensivas como pueden ser Kaminsky, Bellinelli o Hawes, que debido a su físico les cuesta defender a su par. Contar con estos últimos jugadores puede ser uno de los problemas defensivos que se están pudiendo ver últimamente en los Charlotte Hornets.

Este año los Hornets son el 14º mejor equipo defensivo de la competición, encajando una media de 103’6 puntos por noche. Esto les sitúa en la zona media de la liga en cuanto a puntos encajados. Para el entrenador poder conseguir ajustar los esquemas defensivos con los jugadores que dispone en la actualidad es el mayor reto en el presente. Desde la franquicia no se duda de la capacidad del entrenador en poder realizar estos ajustes y tampoco preocupa en exceso estos problemas en las alturas de temporada en la que nos encontramos. Más preocupante sería ver los problemas defensivos a partir del All-Star, donde los equipo empiezan a tomarse los partidos con mayor seriedad defensiva. Para entonces se espera que ya no se hable de la defensa de los Hornets como algo negativo.

A pesar de la defensa no todo fue negativo en la derrota frente a los Pistons, en el otro lado de la moneda se pudo ver que los Hornets pueden conseguir altos registros ofensivos con fluidez. Gran parte de culpa de esto la tiene Walker, que se está consagrando como uno de los firmes candidatos para el All-Star de New Orleans. Sin embargo, no se termina el arsenal ofensivo de los Hornets con el base nacido en New York, si bien la plantilla dispone de buenos anotadores como son Bellinelli, Batum, Kaminsky o Hawes. Todos ellos pueden en cualquier momento del partido entrar en racha y conseguir decantar el partido del lado del equipo dirigido por Steve Clifford.

Estando en la quinta posición de la Conferencia Este en este momento y dando señales de que el equipo se clasificará para los Playoffs salvo desplome inesperado, los problemas de los que se están hablando a estas alturas en torno al equipo no son preocupantes. Se espera que en los partidos importantes el equipo despeje cualquier duda defensiva.

Fuente:

atthehive