Por | Twitter: @sam__93 | 6 enero, 2017
jeff teague, a examen con otros bases de la historia de los pacers.
jeff teague, a examen con otros bases de la historia de los pacers. foto: samuel delgado

Los Indiana Pacers han empezado a carburar y ya son cuatro los partidos consecutivos que el equipo ha ganado. El equipo está mucho más cohesionado y disfrutando gracias a la solidaridad de todos los jugadores, pero gran parte de culpa de esta racha la tiene Jeff Teague, que se ha convertido (con el permiso de Paul George) en el eje del equipo y ha ayudado al conjunto de Indianápolis a mejorar en una posición, la de base, que durante años había traído muchos dolores de cabeza.

Hagamos un repaso a lo que ha sido Teague esta temporada. Empezó muy irregular, igual que el equipo, combinando buenas actuaciones con otras muy pobres, y gran parte de eso se debía a que estaba en pista con Monta Ellis. Ambos necesitan mucho balón para poder ejercer su juego y desde que el escolta se lesionó y ahora actúa como sexto hombre, Teague es otro. Con un mejor encaje en el sistema ofensivo y una química de equipo que va creciendo cada vez más en el quinteto titular formado por el propio Teague, Robinson III, George, Young y Turner, los Pacers han conseguido mejorar su ataque y han permitido a Teague encontrar su mejor versión, la que le hizo All-Star hace dos años con los Atlanta Hawks. Los números no son exactamente los mismos, pero bastante similares a los que le hicieron partícipe del partido de las estrellas en la temporada 2014-15.

En los 37 partidos que llevamos de temporada, Teague promedia 15’5 puntos, 7’9 asistencias, 4 rebotes y 1’6 robos por partido. Después de no poder llegar a dobles dígitos en asistencias en los primeros 17 partidos de la temporada y promediar solo 6’5 asistencias, en los últimos diez partidos, el base de Indiana está promediando 17’2 puntos, 9’8 asistencias y 4’7 rebotes. En este periodo está haciendo que sus compañeros lancen un 7% mejor a canasta, y además está entre los cuatro mejores de la liga en eficiencia de pase y puntos creados por asistencia, solo superado por John Wall, James Harden y Kyrie Irving. Si acortamos los partidos a los últimos cuatro, todos saldados con victoria de Indiana, baja un poco su anotación con 14’3 puntos, pero sus pases a canasta suben hasta 12’3 asistencias por partido. El cambio de chip y de juego del equipo ha hecho que Teague pueda lucirse mucho en el aspecto pasador, cuidando mucho más el balón y buscando a los compañeros abiertos, lo que ha hecho que lidere la NBA en asistencias en este periodo (12’3), sea tercero en asistencias secundarias (2’7), cuarto en asistencias que llevan a tiro libre (1’3), y tercero en puntos creados por asistencia (27’7). Para que os hagáis una idea: Teague ha conseguido más asistencias que John Wall, más asistencias secundarias que Draymond Green y más puntos de compañero tras pase que LeBron James.

De seguir así, podríamos afirmar que Teague puede llegar a ser el mejor base que han tenido los Pacers en mucho tiempo. Si lo comparamos con los últimos bases titulares que han tenido los Pacers, tenemos primero a George Hill, que en su mejor temporada, la 2014-15, aportó 15’1 puntos y 5’1 asistencias, lejos de las casi 8 asistencias que está repartiendo Teague. Los años anteriores los Pacers pasaban por malos momentos y contaron con bases como Earl Watson durante un año y T.J. Ford en el ocaso de su carrera, con números bajos que no se pueden comparar. Debemos mirar en la campaña 2007-08 a Jamaal Tinsley, donde en su mejor temporada pasadora registró 8’4 asistencias junto con 11’9 puntos por partido, para poder ver un rendimiento comparable al de Teague. Incluso deberíamos mirar más atrás a Mark Jackson, quizá el mejor base de la historia de los Pacers, que llevó al equipo por primera vez a las Finales de la NBA; en su mejor temporada con los Pacers, la 1997-98, 8’3 puntos y 8’7 asistencias.

Tanto Tinsley como Jackson eran bases más pasadores que anotadores, que si bien superan a Teague en unas pocas décimas en asistencias, en puntos no es así. Así pues, ¿dónde podemos encontrar a un base que pudiera anotar y crear a la vez de una manera tan eficiente? Quizá Vern Fleming en la temporada 1989-90, con 14’3 puntos y 7’4 asistencias, pero sin duda destaca Micheal Williams, que promedió 15’1 puntos y 8’7 asistencias en la 1991-92.

Williams es quizá lo más parecido a Teague que han tenido los Pacers en su historia. En su caso, un base un poco infravalorado, con una gran capacidad de crear para el compañero y penetrar para buscar la canasta agresiva, pero eso sí, con mucha más habilidad defensiva que Teague (le valió para ser incluído en el 2º mejor quinteto defensivo de la temporada 1991-92). En sus primeras temporadas no consiguió despuntar hasta que llegó a Indiana en 1990, donde en sus dos años se salió con 13’2 puntos, 6’5 asistencias, 3’0 rebotes y 2’5 robos en 29’3 minutos por partido. Su mejor momento fueron las series de playoff contra los Boston Celtics de Larry Bird donde acabaron vencieron los verdes gracias al buen hacer de su estrella. Desgraciadamente las lesiones lo lastraron y desde el 1994 al 1999 solo pudo jugar 35 partidos.

En conclusión, el debate sobre si es mejor que muchos de los bases mencionados parece claro. Con George Hill, Teague le supera en todas las facetas del juego excepto en la defensiva, donde si parece superior el ahora base de Utah Jazz. Tinsley y Fleming parecen ligeramente por debajo, aunque por historia tienen más reconocimiento. Por números, el gran rival en esta carrera parece Williams, pero sin duda el base que más hondo ha calado en los Pacers ha sido Mark Jackson, y a no ser que Teague lleve a los de Indianápolis a unas Finales de la NBA, va a tener difícil ser considerado el mejor de la historia del equipo, pero eso ya es otro debate. Así pues, ¿podemos decir que Teague es el mejor base que han tenido los Pacers desde hace más de 20 años? Difícil de decir ahora mismo, pero de seguir en esta línea ascendente, bien puede ganarse ese título.

  • Jordi Alfonso

    Cuanto me alegro por Teague, de mis 3-4 bases favoritos. Siempre me ha parecido que estaba infravalorado y los Hawks le deben gran parte de su reciente éxito. Ahora en Indiana está demostrando como tiene nivel para ser importante allá donde vaya.

    Ojalá renueve con Indiana aunque cuidado porque Milwaukee estará al acecho, ya interesó antes de su última renovación con Atlanta y encajaría muy bien allí. Espero que pueda llevar a los Pacers lo más lejos posible, que con George y Turner en plantlla estoy seguro que es posible.

    • Samuel

      A este nivel lo lógico sería que fueran a por todas a renovarlo, y ojalá así sea.

  • Pablo Ginés

    Su fichaje, un ejemplo más de la genial gestión de Bird en estos últimos años