Por | Twitter: @Albert_Iverson8 | 5 enero, 2017
Reggie Jackson
Reggie Jackson anima a sus compañeros a defender. Keith Allison (CC)

Nada ha salido bien para los Pistons desde la vuelta de Reggie Jackson a la acción. El que se mereciera una gran consideración para ir al All-Star de Toronto del año pasado no ha vuelto con la misma efectividad, y debido a su juego, de un estilo de retención de balón, los Pistons han bajado en todos los aspectos. El más alarmante para un equipo que se digne a llevar “Detroit” en el pecho es el de la defensa. Los equipos de la Motown se han caracterizado siempre por ser un equipo duro y defensivo, y ahora este aspecto del juego apenas se vislumbra en un conjunto sin pasión ni tensión.

De los últimos 10 partidos, los Pistons han perdido 8 de ellos, y una de las victorias ha sido contra unos Heat sin apenas titulares y que les mantuvo en tensión hasta el último cuarto. Stan Van Gundy también está trabajando para mejorar en este aspecto, y en sus equipos la defensa ha sido siempre un aspecto imprescindible. El entrenador de los Pistons, ahora en el tercer año de sus cinco de contrato con los Pistons, declaró lo siguiente de la defensa de Detroit:

“Simplemente dejamos a gente abierta y sola, como si esperásemos que fueran a fallar en los primeros momentos del partido. Parece que les estemos tanteando para ver si tenemos que defenderles“.

“No sé, quizás tenemos que dar un paso atrás y ver quién tiene que jugar y qué es lo que debe hacer. Ahora mismo no somos capaces de parar a nadie“.

Desde que Jackson se vistió de corto para ocupar el puesto de base titular esta temporada, los Pistons han bajado notablemente en el aspecto defensivo, pasando de permitir 101,1 puntos por 100 posesiones, a permitir 107,8. Los Pistons fueron el último equipo en permitir a un equipo visitante anotar 100 o más puntos como visitante, pero últimamente no es extraño ver a visitantes llegar hasta los 120 en el Palace. Reggie Jackson reflexionó lo siguiente sobre el tema:

“No es problema de los esquemas, el problema es de los jugadores. Literalmente, los contrarios se están paseando por la pista, entran en nuestra pintura con toda la calma del mundo y lanzan tiros de calentamiento. El entrenador no puede hacer nada con eso, tenga o no esquema. Si esto fuera un partido de gimnasio, esperaría que viniera alguien a echarnos“.

Los Pistons han perdido contra casi todos sus rivales directos en la lucha por los Playoffs, y también lo han hecho contra los tres que ocupan posiciones más bajas que ellos, los Nets y los Sixers, ganando solo ante los Heat. Solo a través de la defensa y de la adaptación de Jackson este barco puede reflotar.

Fuente:

CBS Sports