Stanley Johnson parece estar recuperando paulatinamente la confianza de su entrenador. Keith Allison (CC)

Bien es sabido por los aficionados que Stanley Johnson no está dando esta temporada todo lo que cabría esperar de un chico con todo el talento que acapara, ya que lo demostró con creces siendo el sexto hombre del equipo el año pasado siendo tan sólo un rookie. Sin embargo, este año se ha topado con ciertos baches en su camino para consolidarse en la NBA y en especial en la rotación de SVG, pero su aparente falta de disciplina con los entrenamientos le hizo ser relegado tanto de la rotación como del equipo principal, llegando a tener que jugar un partido con el equipo de la D-League.

Sin embargo, Stanley Johnson le ha visto las orejas al lobo, y en el entrenamiento que realizaron en el American Airlines Arena el pasado sábado por la tarde, Stanley Johnson fue el último en acabar de entrenar, y el que más parecía esforzarse de sus compañeros por lograr completar un fructífero entrenamiento, cuando no hace mucho éste había sido multado por indisciplina en los entrenamientos. A pesar de todo, Stanley Johnson está recuperando tanto la forma como los minutos, y eso lo han notado él y Stan Van Gundy.

Sólo quiero estar en mejor forma y estar preparado. Quiero tener mis minutos; uno tiene que mejorar cada día y ésta es una de las formas que elijo para mejorar. Jugué 21 minutos anoche (en el partido contra Atlanta) y no estamos requeridos a acondicionarnos. Cada vez que juegas más de 15 minutos, no te hace falta acondicionarte“.

Stanley Johnson, que jugó 21 minutos contra Atlanta, tuvo que sufrir a un Kyle Korver que desde el banquillo anotó la barbaridad de 22 puntos. Luego en los partidos contra Miami e Indiana jugaría 12 y 15 minutos respectivamente, anotando un total de 1-5 TC entre los dos partidos. Sin embargo, Stan Van Gundy valoraba su trabajo en rueda de prensa;

Se esforzó mucho defensivamente; Korver le sirvió de lección. Kyle Korver no ha tenido muchos partidos buenos este año pero sabe mover el balón y pillo a Pope un par de veces.” declaraba sobre la gran actuación de Korver, aunque continuaba con el tema Stanley. “No lo digo de forma sarcástica, es que realmente tuvo una lección con Korver esta noche; nunca le hemos puesto a un tío como Korver encima suyo. Él lo estaba intentando, nunca hubo falta de esfuerzo.