Por | 4 enero, 2017
Los dos jóvenes jugadores, Isaiah Whitehead y Chris McCullough, representan parte del proceso de los Nets - Nil Alemany (SB)
Los dos jóvenes jugadores, Isaiah Whitehead y Chris McCullough, representan parte del proceso de los Nets – Nil Alemany (SB)

Como muchos recordarán, los Brooklyn Nets renovaron de forma épica su front office la pasada campaña, despidiendo a Lionel Hollins y relegando a Billy King del puesto de GM. Sean Marks ocupó su lugar, formó una red extensa de empleados a su gusto, y contrató a la pieza más importante de su rompecabezas particular, Kenny Atkinson. El entrenador rookie lo está haciendo de perlas actualmente, recibiendo muy buenas críticas, pese al mal bagaje de su tan limitado equipo (8-25).

Pues bien, el caso es que estos dos buenos hombres han decidido montar alrededor de los Brooklyn Nets un sistema muy parecido al de los San Antonio Spurs, con su cultura, ojeadores y demás entresijos para recolectar talento en grandes tiradas. Por tanto, el desarrollo es una de las principales herramientas del equipo, y Kenny Atkinson (especialista en esta materia y al que se le fichó por lo propio) está utilizando correctamente la D-League. Chris McCullough, pieza importante del proyecto de los Brooklyn Nets, está siendo ‘tutelado’ allí, desarrollándose de una forma correcta hasta el momento. Ha desaparecido de la plantilla, jugando solo uno de los últimos 15 partidos, pero ha ‘aparecido’ en otro lado: la liga de desarrollo.

En los 17 partidos que ha jugado con los Long Island Nets, está promediando 19.1 puntos y 8.3 rebotes. No obstante, pese a las hazañas realizadas en esta liga, todavía parece estar muy lejos de la rotación de la primera plantilla. No olvidemos que el jugador estuvo un largo tiempo lesionado, y necesita aunar fuerzas, confianza, y ponerse a tono en el gimnasio para volver a estar en su línea de progresión, y por el momento lo está demostrando. No por nada su entrenador en D-League, Ronald Nored, describió que está preogresando “día y noche”. Atkinson también tuvo unas palabras para él:

“Creo que físicamente tiene un camino por recorrer. Solo fortalecerse. Es un chico joven con no mucha experiencia. Tuvo esa lesión de rodilla en la universidad. Solo entended que tratamos de hacerlo bajo nuestro sistema. Defensivamente, hay una mejora que debe efectuarse”.

Los Long Island Nets están respondiendo adecuadamente de momento, soltando algunos nombres que, para una franquicia escasa de talento como son los Nets, vienen como anillo al dedo. Como el propio Atkinson manifiesta, “el feedback que estamos recibiendo es genial, muy positivo”.

La otra pata del banco, el otro jugador que está experimentando progresos, es Isaiah Whitehead. Nadie nunca pensó que esto se diría, pero la lesión de Jeremy Lin sí le vino bien a alguien. El jugador ha salido como titular ya en 19 de los 26 partidos que ha disputado en la liga, dejando unos promedios de 7 puntos y 3 asistencias por encuentro.

En este caso, la herramienta que es la D-League no ha sido necesaria, dado que con la temprana lesión de Jeremy Lin, la titularidad cayó de su lado, al lado de un prematuro Whitehead. Parece que le ha venido bien, pero ‘ha crecido a la fuerza’, porque el desarrollo que se le tenía previsto, con Lin sano, era de menor envergadura. Su crecimiento, como su entrenador especifica, está siendo bueno en ambos lados de la pista, pero su defensa está viéndose más beneficiada:

El objetivo ahora mismo para él es defender la posición, y ofensivamente debe encontrar el camino. Creo que está mejorando en ambas áreas, pero diría que ha progresado más defensivamente”.

No todo fueron palabras buenas del entrenador, que también dijo que necesitan que Whitehead ‘tome más el mando’. Más elogios recibió el jugador más joven de la plantilla neoyorquina, esta vez de parte de su compañero de equipo Sean Kilpatrick.

“Cuando eres de Nueva York y tienes un chico que no tiene miedo, creo que eso realmente le ayuda (a Isaiah) y ayuda al equipo, porque cuando Jeremy sale tienes a Isaiah, que está jugando minutos de titular”.

Halagos y más halagos es lo que reciben estos dos muchachos, que forman parte del proceso de reconstrucción de los Brooklyn Nets. Tanto Chris McCullough como Isaiah Whitehead están progresando adecuadamente, y su evolución puede venir de perlas a una franquicia que está corta en lo que a talento se refiere.