Por | Twitter: @marquesmarcos_ | 8 noviembre, 2016

Las primeras impresiones esta temporada en los Brooklyn Nets son buenas. A pesar del récord negativo (2-4), el cual era de esperar, las sensaciones en la franquicia y aficionados son positivas. Y si hay un jugador que ha superado las expectativas en este inicio de campaña es Sean Kilpatrick.

El escolta se ha ganado el cariño dentro de la franquicia y aficionados; el trabajo duro en pretemporada y en la cancha está dando sus frutos. Esta temporada está promediando 17 puntos por partido (entre los 50 mejores de la liga). Y con unos porcentajes muy buenos: 45% en tiros de campo, 41% en tiros de tres puntos.

El crecimiento de Sean Kilpatrick desde su llegada en febrero procedente de la D-League, con un contrato de 10 días, ha sido increíble. Encima se ha adaptado a la perfección al sistema del nuevo entrenador, Kenny Atkinson. Un sistema donde favorece al tirador, con muchos cortes, muchas pantallas a los aleros, circulación de la bola y extra pass para dejar al tirador solo. Todos estos movimientos favorecen posiciones de tiro claras. Los Brooklyn Nets son el tercer equipo de la liga que más tira desde la larga distancia, con 32 lanzamientos por partido.

Kilpatrick ha madurado en el juego; ha limitado sus tiros, buscando solo situaciones favorables. El 34% de los tiros del de Cincinnati vienen desde el triple, esta temporada está terminando muchas más jugadas con penetraciones a canasta. Otra faceta de su juego en la que ha incrementado sus números son los lanzamientos desde los tiros libres. Esta temporada ha pasado 28 veces por ella, anotando 24; casi la cuarta parte, en tan solo cinco partidos, de las veces que fue la temporada anterior. Atkinson, sin embargo, no se conforma y quiere más del escolta:

“A Sean le gusta pensar de sí mismo como un anotador, y sé que él anotó en la D-League. Pero nuestro énfasis es ayudar a que se mejore la defensiva. Creo que puede ser mejor de lo que ya es. Tiene el tamaño, y tiene tenacidad”.

Ante la ausencia de bases y aunque Sean Kilpatrick no sea un jugador para esa posición, puede ayudar en momentos ahí. Esto le daría una mayor versatilidad en su juego, con más variantes. El propio jugador habló de ello:

Quiero ser un jugador más versátil. Creo que es algo que va a ayudar a este equipo y quiero seguir manteniendo la defensa y ser capaz de rebotear. El rebote para un escolta, creo que es algo que va a ayudar al equipo. Yo, siendo el tipo duro que soy, creo que es algo que ayudará. Quiero mantener el desarrollo y el aprendizaje”.

Veremos en las siguientes semanas la evolución del escolta, si sigue manteniendo estos números, y la del equipo, al cual muy pocas esperanzas les daban en este proceso de reconstrucción.

Fuente:

SB Nation