Foto de Jack Zallum -CC-

La defensa de los Knicks disgusta en el MSG

La afición neoyorquina abucheó al equipo

carmelo anthony
Carmelo Anthony durante un partido de visistante con la equipación de Knicks alternativa. Fuente: Keith Allison (CC)

Los New York Knicks sumaron una nueva derrota el pasado miércoles ante los Houston Rockets de Mike D’Antoni por 118 – 99. La franquicia neoyorquina fue incapaz de corregir la mala imagen defensiva de los partidos anteriores provocando una nueva decepción en la grada del Madison Square Garden. Para Jeff Hornacek, la plantilla debe poner en marcha el plan defensivo que han practicado debido a que en las tres derrotas de esta temporada han permitido 119, 112 y 118 puntos.

El equipo permitió 68 puntos en contra en los dos primeros cuartos, llegando al descanso del partido con una ventaja desfavorable de 17 puntos. Lo peor del partido, sin duda, fue la sensación de que nadie de la defensa era capaz de parar a James Harden que sumó 30 puntos, repartió 15 asistencias y atrapó 6 rebotes. El jugador californiano no fue el único peligro de los Houston Rockets, Eric Gordon se unió a su recital ofensivo con 21 puntos (4/7 en triples).

La noche de los New York Knicks fue desastrosa, y no solo en defensa. Las únicas opciones ofensivas del equipo fueron Carmelo Anthony (21 puntos y 7 rebotes), junto a Courtney Lee y Derrick Rose con 16 puntos cada uno. El base procedente de Chicago está cuajando buenas actuaciones anotadoras en este principio de temporada. Sin embargo, no está buscando a sus compañeros lo suficiente como para ver un juego de equipo fluido.

Jugar a un nivel tan bajo en defensa ha puesto a Jeff Hornacek contra las cuerdas. Obviamente su puesto no corre peligro, pero sí el que pueda transmitir a los aficionados la sensación de que este equipo puede llegar a playoffs sin tener que estar cada noche con la calculadora en la mano.  De hecho, tanto los jugadores como el entrenador fueron abucheados durante el encuentro por la falta de intensidad.

Es cierto que el calendario inicial de los New York Knicks es complicado, ya que los primeros cinco encuentros son contra equipos que el año pasado jugaron los playoffs. Sin embargo, la franquicia de La Gran Manzana debe encontrar un estilo de juego, tanto en ataque como en defensa, para mejorar el balance actual (1-3). Sin duda, el mejor momento para recuperar la confianza es en el partido de esta noche ante los Chicago Bulls, en el que se esperan grandes actuaciones tanto de Derrick Rose como de Joakim Noah en su regreso a La Ciudad del Viento.