Stephen Curry y DeMar DeRozan, jugadores de la semana - Fuente: Keith Allison (CC)

¿Podría Stephen Curry acabar en Charlotte?

El base de Akron siente Charlotte como su hogar

stephen curry
Stephen Curry, con la equipación alternativa china la pasada temporada. Keith Allison (CC)

Si pensabas que el mercado de Agentes Libres 2016 fue una locura, espera a disfrutar del próximo verano. El contrato de Stephen Curry con Golden State Warriors toca a su fin, y por consiguiente numerosos equipos llamarán a la puerta del dos veces MVP de la NBA. Uno de ellos, sin lugar a dudas será Charlotte Hornets. La franquicia liderada por Michael Jordan tiene a su favor el romanticismo que encierra un posible retorno a casa. Al igual que han hecho otras estrellas de la talla de LeBron James o Dwayne Wade; Stephen Curry podría volver al que fue su hogar durante 10 años.

Nacido en Akron (Ohio) el base estadounidense pasó gran parte de su infancia y  adolescencia en el estado de Carolina del Norte. Hijo del mítico tirador Dell Curry, Stephen se formó en el Davison College y jugó durante 3 temporadas con los Wildcats en las que promedió 25,3 puntos, 4,5 rebotes y 3,7 asistencias por partido. Muchos guardan aún en su mente esa imagen del pequeño Stephen junto a su padre en el banquillo, disfrutando de aquellos Hornets liderados por Alonzo Mourning, M. Bogues, L. Johnson, y el propio Dell Curry.

No obstante, la plantilla actual de los Hornets se vería sustancialmente modificada, debido al escaso espacio salarial del que goza la entidad. Dos piezas claves para los planes de Steve Clifford deberían ser sacrificados. Los elegidos serían Kemba Walker y Michael Kidd Gilchrist, ya que jugadores con un sueldo similar como Batum o Marvin Williams se adaptarían mejor al estilo de juego del dos veces MVP. Así pues, cualquiera de los aleros mencionados podrían realizar una labor parecida a la que desempeñaron Draymond Green y Harrison Barnes en aquellos Warriors campeones. Por tanto, Michael Jordan debería desprenderse de un potencial All-Star como es Kemba Walker  y de algún que otro miembro de la plantilla. Todo ello para poder hacerle hueco al mejor jugador del mundo.

Viendo esta posibilidad, la pregunta que todo el mundo tiene en mente es la siguiente: ¿Valdría la pena? Rotundamente sí. La llegada de Stephen Curry a los Hornets pondría el foco sobre una entidad situada en un gran mercado como es Charlotte. Además muchos jugadores veteranos estarían dispuestos a invertir sus últimos minutos de baloncesto en una franquicia que optara al anillo. Y ni que decir tiene, que estrellas de este negocio podrían acompañar a Stephen en su aventura por la Conferencia Este. En cualquier caso, este sueño solo se haría posible si finalmente el base de Ohio decide recalar en la disciplina Hornet. Hasta entonces solo nos queda eso, soñar.