Wikimedia (CC)

10 millones de razones para que Saric no aterrice en la NBA

Bryan Colangelo y Brett Brown están en Estambul

Wikimedia (CC)
Wikimedia (CC)

Es de admirar la profesionalidad y compromiso que Dario Saric está aportando a esta franquicia. La perla croata podría hacer lo que otros como Splitter o Mirotic ya hicieron al llegar un año más tarde a la NBA, para así cobrar más sueldo al dejar atrás sus años rookie. Ahora los Sixers han querido agradecer lo informes que indican que llegará la próxima temporada, y hoy personalmente el GM, Bryan Colangelo, y el entrenador jefe, Brett Brown, irán a visitarlo hoy a Estambul, para convencer definitivamente a la sensación joven en Turquía.

«Nos gustaría sin duda que él se venga«, dijo Colangelo. «Pensamos que sería un buen momento para él ya que estamos poniendo en marcha el cambio en estos momentos. Así que pensamos en lo que sería bueno para nuestra planificación«.

Pero, ¿qué es lo que sería bueno para el bolsillo de Dario Saric? Aquí entran a escena las matemáticas. Si Saric aterriza la temporada que viene en la NBA (dos temporadas después de ser drafteado) seguiría dentro de su contrato de rookie de 2014, es decir su salario sería el siguiente:

 

 

2016-17: $ 2.318.280
2017-18: $ 2.422.560
2018-19: $ 2.526.840 (opción del equipo)
2019-20: $ 3.481.986 (opción del equipo)

Sin embargo, si Dario Saric espera una temporada más, su contrato se tendría que renegociar y acordar cualquier suma. Esto es lo que Splitter y Nikola Mirotic planearon antes de su salto a la NBA. Mirotic negoció 3 años por $ 16.6 millones el pasado verano, nada mal para un pick 23 del draft. Dario Saric, que fue la selección número 12, podría negociar un contrato de $ 21 millones por tres años, o $ 28 millones por cuatro temporadas (media salarial NBA).

El dinero no lo es todo en este mundo, pero la NBA es un gran negocio en el que cada agente intenta buscar el máximo para su representado. Así que hasta que no vea a Saric en Philadelphia no creeré que vaya a jugar la próxima temporada, ya que permanecer en Europa un año más es la opción más inteligente.