foto de Nathaniel S. Butler/NBAE/Getty Images
foto de Nathaniel S. Butler/NBAE/Getty Images

Si algo tiene la NBA, es que entre tantas luces y espectáculo se esconden miles de historias que escapan al ojo del espectador, pero que no por ello son menos sorprendentes. En este caso, los implicados son los Nets y uno de los mejores tiradores de la liga, Kyle Korver. Hoy consagrado en la NBA y poseedor del récord de más partidos consecutivos anotando un triple, en sus inicios Korver no fue valorado como tal. Hasta tal punto, que los Nets realizaron un curioso movimiento con él.

El primer equipo de manera formal de Kyle Korver fueron los por entonces New Jersey Nets. Fue elegido en el puesto número 51 del Draft de 2003, una elección muy baja y de escaso interés. Sin embargo, la franquicia no solo no vio potencial en él, sino que tenía urgencias que el “raza blanca tirador” estaba destinado a solucionar.

Según Zach Lowe y Rod Thorn (el General Manager de los Nets en ese tiempo) en declaraciones recogidas por NetsDaily, las cuentas de los Nets en la noche del Draft no cuadraban para poder costear los gastos de la Summer League de ese verano. Así, al llegar su elección número 51 vieron que no quedaba ningún jugador que les despertara interés, y escogieron a Kyle Korver, procedente de la Universidad de Creighton. Pero inmediatamente vendieron al joven tirador a los Philadelphia 76ers a cambio de dinero (125.000 dólares).

Ese dinero tuvo, cómo no, el objetivo de financiar la Summer League del equipo. Pero ahí no queda toda la historia, sino que los dólares restantes que sobraron fueron destinados a la compra de una fotocopiadora. En resumen, Kyle Korver, uno de los grandes tiradores de la liga, valió en sus inicios una liga de verano y una fotocopiadora.

Un último detalle termina de cerrar el círculo de esta historia. ¿Quién era por entonces el visionario General Manager que fichó al talentoso pero infravalorado Korver para los Sixers? Un tal Billy King, que hoy es el GM de los Brooklyn Nets. El mundo es un pañuelo, y la NBA aún más.